Feng Shui es el arte milenario que estudia nuestros lugares de convivencia
crear lugares energéticamente privilegiados que nos hagan sentir equilibrio, salud y bienestar.

 

Trabajamos en optimizar los espacios y sus características para ponerlos al servicio de las necesidades de cada persona.

El Feng Shui aporta ese equilibrio en nuestra casa u oficina mediante un estudio minucioso del entorno, la orientación, los diferentes usos, etc..

Un estudio de Feng-Shui consta de 3 fases:

  • Detección: Situamos en el plano de la vivienda las áreas afectadas por alguna alteración energética. Si el cliente no tiene planos, los realizamos nosotros.
  • Análisis: Estudiamos todas las zonas de la vivienda y localizamos las perturbaciones sobre todo si se trata de espacios en los que pasamos mucho tiempo.
  • Corrección: Generamos un informe detallado y proponemos distintas soluciones como puede ser el cambio de mobiliario, el apantallamiento de las zonas, cambio de uso de las habitaciones.