“La Geobiología trata todo aquello que pueda afectar a la salud o al bienestar
de las personas en su entorno y, más concretamente, en su hábitat.”

Existe una “contaminación invisible” ya que vivimos rodeados de radiaciones que no se ven pero que afectan nuestra salud.

Estas radiaciones pueden ser:

  • Naturales de la tierra en forma de energía muy intensa como corrientes de agua subterránea, líneas Hartmann o Curry, fallas de las capas internas de la tierra…
  • Artificiales generadas por el ser humano como los campos eléctricos y electromagnéticos de estructuras de alta tensión, de antenas de teléfonos, de postes eléctricos, o móviles, wifi, electrodomésticos…

Las ondas o radiaciones no afectan a todo el mundo por igual. Su incidencia depende de la intensidad de la radiación, el tiempo de exposición y la naturaleza de la persona que las sufre.

Existen lugares contaminados en los que nuestra glándula pineal queda afectada, debilitando nuestro organismo y debilitando nuestro sistema inmune, es lo que llamamos, estrés geopático.

Está demostrado la relación entre el aumento de enfermedades y las alteraciones del medio ambiente y, particularmente, con las zonas geofísicamente alteradas.

La Geobiología detecta lugares nocivos y busca soluciones para la salud, tanto física como psíquica.

Los síntomas más habituales e las personas que padecen una geopatía son:

  • Insomnio
  • Dolores de cabeza sin causa aparente
  • Sensación permanente de agotamiento
  • Trastornos nerviosos: estrés, ansiedad
  • Cambios de humor o irritabilidad.
  • Dolor muscular o articular
  • Falta de apetito o aumento de peso
  • Desarrollo de patologías más graves como fibromialgias, sensibilidad química múltiple, lipoatrofia, cáncer, etc.

Es decir, si te despiertas una o más veces durante la noche o te levantas cansado y/o con dolor de cabeza puede que estés durmiendo sobre una zona geopatológica.

“Con nuestros equipos de última tecnología te ayudamos a detectar las radiaciones
y te aportamos soluciones para que vivas en un Espacio Sano”